Visita de la Antigua Pérgamo en Turquía

Turquía es mucho más que Estambul o Capadocia, tiene ruinas romanas y griegas muy bien conservadas. Por eso recomiendo dedicarle a este país unas dos semanas, en una ruta en coche para disfrutar de estas maravillas que la historia milenaria de este país nos ha dejado. Hoy quiero hablaros de una de las ciudades que constituyeron uno de los imperios más importantes del Mediterráneo, la antigua Pérgamo en Turquía, que se encuentra en la nueva ciudad de Bergama.

Cómo llegar a Pérgamo

Nosotros alquilamos un coche para recorrer Turquía durante 4 semanas, y es la opción más recomendable ya que para moverte entre pueblos o ciudades pequeñas, la red de transporte local es un poco lenta. Mientras en coche son unas 4h desde Estambul, en autobús son más de 9h (haciendo transbordos). En el GPS has de indicar Bergama, la ciudad actual donde se ubican todas las ruinas de la Antigua Pérgamo.

Otra opción es coger un vuelo interno de Estambul a Edremit y de ahí un autobús a Bergama. Los vuelos nacionales son muy baratos y puedes encontrarlos fácilmente desde 20€. Y la última opción es volar a Izmir y de ahí usar una combinación de tren y autobús de línea. No te sé indicar los detalles puesto que al tener coche, no utilizamos el transporte público.

Pérgamo en Turquía

Donde alojarse en Bergama

Para visitar la antigua Pérgamo necesitarás un día completo, por ello te recomiendo alojarte una noche al menos en Bergama. Nosotros escogimos un pequeño hotel llamado TAŞKONAK, está muy limpio y ubicado muy cerca de la Basílica Roja. Íbamos caminando a restaurantes, tiendas y a pasear por la ciudad. También puedes ir a pie al teleférico que sube al Asklepion.

El alojamiento es una casa en piedra con la decoración rústica muy bien cuidada por una familia. Ella, profesora, habla español y estuvimos durante un buen rato charlando sobre las costumbres de España y de Turquía. Él es fotógrafo, y aunque no habla español, podíamos comunicarnos perfectamente en inglés. Lo mejor del alojamiento era sin duda la terraza con increíbles vistas a Bergama, donde por la mañana servían el desayuno.

Ahora más que nunca es importante contratar un buen seguro de viaje. Para mí es indispensable que tenga ampliadas las coberturas en relación al COVID-19, que por experiencia, ya he tenido que utilizar estando en el extranjero. Te recomiendo el que uso yo en mis viajes, IATI Seguros. Si lo contratas desde este enlace, obtienes un 5% de descuento directo.

Breve historia de la antigua Pérgamo

Pérgamo fue una de las urbes más brillantes y poderosas del imperio de los atálidas. Durante los siglos III y II a.C, obtuvo su máximo esplendor. Aquí se inventó el pergamino, una industria próspera, una buena situación geográfica dentro de la ruta del comercio marítimo del Mediterráneo y unas infraestructuras suficientemente amplias como para acoger a los artistas helenos que por aquí pasaban. La antigua Pérgamo compitió con la mismísima Atenas.

Se levantó la ciudad en un promontorio donde se destinó la parte más elevada a la vida religiosa, militar y residencial. Su mayor tesoro fue la Biblioteca, coleccionando hasta 200.000 títulos, que años más tarde, Marco Antonio se llevó como regalo de bodas para Cleopatra. Fue la segunda biblioteca más importante del mundo tras la de Alejandría.

El último rey Átalo III legó la ciudad a los romanos, quienes la convirtieron en la capital del imperio en Asia Menor para controlar el Egeo. Su declive llegó años más tarde, cuando a la muerte de Graco, la ciudad sufrió varias revueltas que le hicieron perder parte de su patrimonio.

Qué visitar en Bergama

Bergama es una ciudad bastante pequeña que se puede recorrer a pie y que se ha construido donde hace siglos se ubicaba la antigua Pérgamo. Es prácticamente un museo al aire libre ya que te vas encontrando ruinas de columnas u otros elementos mientras paseas. En el centro histórico puedes encontrar el bazaar, restaurantes, tiendas de artesanías, así como algún hammam. Aquí los baños turcos son mucho más económicos que en Estambul (alrededor de los 5€), así que puede ser un buen lugar para disfrutarlo.

Museo de Pérgamo

En el corazón de la ciudad se encuentra el Museo de Pérgamo (12 TL), que aunque no llegamos a entrar, si te sobra tiempo no es mala opción para aprender un poco más sobre la Antigua ciudad de Pérgamo, a través de las exposiciones de esculturas y mosaicos.

Basílica Roja

Esta basílica fue construida en el siglo II a.c. en la época del emperador Adriano en honor a los dioses egipcios Serapis e Isis. En los lugares donde se instalaban mercaderes egipcios, el culto a estos dioses estaba muy extendido a pesar de que aquí habitaran los romanos. Su nombre se debe al color rojizo del ladrillo con el que se construyó. En el siglo IV pasó a ser una iglesia bizantina y hoy en día hay una mezquita activa en una de sus torres.

  • Precio 12,5TL

Asklepion

El Asclepeion o Asklepion es un recinto a las afueras de Bergama. Era un centro hospitalario donde las personas venían a curarse o a recibir tratamientos. En este centro de salud de la antigua Pérgamo se encontraban los mejores médicos y alguna otra eminencia como Galeno, el «padre» de la farmacia. Aquí comenzó su carrera y llegó a ser el físico más reputado de todo el Imperio Romano.

El recinto del Asklepion se forma por diferentes areas se entraba por la Vía Tecta, una larga calle comercial rodeada de columnas. Tras la Vía Tecta se llega al Templo de Zeus-Asclepio y a una construcción con túneles que representaba el hospital. Era realmente como una mini ciudad, donde tenían también las salas de tratamiento, las zonas de baños termales e incluso un teatro para representaciones.

  • Precio: 55TL

Acrópolis de la antigua Pérgamo

Me dejaba lo mejor para el final, la Acrópolis de la antigua Pérgamo está situada en lo alto del monte al norte de la ciudad de Bergama. Si sólo pudieras visitar un sólo lugar, debería de ser este. Para llegar hasta arriba se puede hacer el teleférico o bien en coche. Andando también es posible, aunque un poco cansado.

La visita se hace por libre y además apenas hay carteles informativos, por lo que mejor recabar información online antes de ir. La Acrópolis era el lugar de residencia de la nobleza, también aquí estaba la vida religiosa y militar, por eso hay varios restos de palacios y templos.

Uno de los lugares más importantes es la biblioteca, que como ya explicaba antes, tenía una importante colección de pergaminos. El edificio que mejor se conserva en el Templo de Trajano, donde todavía se mantienen las columnas en pie con los frisos.

El teatro más empinado del mundo

Aunque sin duda el lugar más asombroso de la Acrópolis de la antigua Pérgamo es el teatro. Con capacidad para 10.000 espectadores, es el teatro más empinado del mundo. Aprovechando la ladera de la montaña, construyeron este magnifico teatro que a día de hoy conserva toda su grada. No sólo se utilizaba para representaciones de teatro, si no también para discursos, reuniones políticas y otros eventos.

El escenario era de madera para montar y desmontar con mayor facilidad según se necesitase. Abajo en un lateral se pueden ver los restos del Templo de Dionisio y el otro extremo, estaba el Altar de Zeus, cuyos restos se encuentran en el Museo de Pérgamo de Berlín.

  • Precio 60TL
Pérgamo en Turquía

Vídeo con la visita de la antigua Pérgamo en Turquía

Y con esto tenéis toda la información necesaria para visitar la ciudad de Bergama en Turquía y todas las ruinas que existen de la antigua Pérgamo. ¡Espero que os sea de gran ayuda y disfrutéis de este lugar con un legado histórico incalculable!

Sígueme en Facebook e Instagram como @cualquierdestino para descubrir más lugares como este.

Estos artículos de Turquía también te serán muy útiles:

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00