Imprescindibles que ver en La Habana (con mapa)

¡Que el dinero no frene tus viajes!

Estás a un sólo clic de tener en tus manos mis mejores trucos y secretos para viajar gastando lo sólo lo justo.

¡Bienvenidos a Cuba! Uno de los destinos más únicos que existen. Si estás en este artículo es porque vas, o quieres viajar a Cuba. Prepárate para tener un flechazo, este será de esos viajes que te dejará huella, tanto por amor al lugar y el cariño de su gente, como las historias tan duras que aquí te contarán. La Habana será tu puerta de entrada al país. Encontrarás una ciudad de contrastes, donde el tiempo se detuvo en 1959 y sólo la pintura desconchada de las casas demuestra que los años han pasado. Dedícale al menos 2 días completos y conoce los imprescindibles que ver en La Habana.

Imprescindibles que ver en La Habana Vieja

La Habana Vieja es desde 1982 Patrimonio Mundial de la UNESCO, y gracias a ello conserva todo su encanto y esplendor. Las calles más populares están limpias, los edificios coloniales bien conservados y pintados, y además hay un sinfín de restaurantes. Pero no esperes que esté así el resto de la ciudad, la Habana Vieja está bien cuidada porque es el área que más turistas recibe.

Las 4 Plazas Coloniales

Uno de los lugares imprescindibles que ver en La Habana son las 4 plazas coloniales de La Habana Vieja

La Plaza de Armas, está rodeada por antiguos palacios y el Castillo de la Real Fuerza. Es la más antigua de las 4 plazas. Antes había un mercado de libros de segunda mano en esta plaza. Se lo llevaron a otro lugar muy cercano, pero espero que lo devuelvan a su sitio original pronto. Le daba mucho encanto a la plaza.

La Plaza Vieja es probablemente la más bonita. Antiguamente aquí se ubicaba el mercado. Hoy en día está rodeada de edificios de colores en los que la mayoría son alojamientos y restaurantes enfocados al turista. 

La Plaza de la Catedral, es mi preferida, mayormente en piedra y con la Catedral de San Cristóbal en todo su esplendor es uno de los imprescindibles que ver en La Habana. De estilo barroco, fue construida en el siglo XVII, al igual que los edificios de esta plaza.

No te pierdas bajo los porches la estatua del bailarín español Antonio Gades. Este era un enamorado de Cuba, y quiso que la mitad de sus restos descansaran aquí. En su honor, le dedicaron esta estatua.

La Plaza San Francisco toma el nombre del Convento de San Francisco que aquí se ubica. Antiguamente aquí estaba el mercado, pero a los monjes no les gustaba el alboroto que se formaba y pidieron que se lo llevaran. Así pues, se trasladó a la Plaza Vieja.

Las calles que no te puedes perder

Callejear por La Habana Vieja es uno de los mayores placeres de la ciudad, piérdete entre las calles adoquinadas y mézclate entre locales y turistas

En tu recorrido, no te pierdas la Calle Mercaderes, una de las más bonitas y coloridas. Aquí además encontrarás en la esquina con la calle Obispo, el Hotel Ambos Mundos, lugar famoso como muchos otros por ser frecuentado por el escritor Hemingway. El edificio en sí merece hacerle un par de fotos y subir a la azotea a tomar algo también. 

Volviendo a las calles de La Habana Vieja, una de las más importantes es la Calle Obispo, animada a cualquier hora, aquí te cruzarás con toda clase de gente, locales y turistas. No te sorprendas de las largas colas que hacen los habaneros para comprar, siempre toca esperar y cruzar los dedos para que no se agoten los productos.

Edificios y locales con historia

El mojito más famoso de todo Cuba está en La Bodeguita de en Medio, culpa de Hemingway que era asiduo a este local. Pero ojo, que no es la única celebridad que aquí ha venido a beberse un mojito. Escritores, artistas o el mismísimo Fidel Castro se han dado el gusto de tomarse uno. 

El lugar es mítico y por eso pasar por aquí es casi obligado. Pero reserva el dinero del mojito para otro sitio porque no son precisamente los mejores. Además, son bastante caros, unos 6USD, cuando los encuentras por 2USD y más ricos.

El Floridita es la cuna del daiquiri, otra bebida muy característica de Cuba y otro local frecuentado por Hemingway. Está claro que, sitio al que iba, sitio que hacía popular. Aunque no he llegado a probarlo, se comenta que preparan el daiquiri especialmente bien.

Otro lugar histórico es la Farmacia Sarrá (también llamada La Reunión), ubicada en un edificio colonial del siglo XIX y el que se puede visitar como museo. Me comentaron que funciona como farmacia también, pero yo vi a los habaneros que iban a comprar los medicamentos (si es que quedaban) a un local próximo que parecía ser de la misma farmacia. Está en Teniente Rey 41.

Dónde dormir en La Habana Vieja

Mi lugar preferido para alojarse en La Habana es en la entrada de La Habana Vieja, así puedes ir caminando por toda esta zona histórica, pero también al Malecón, o a los lugares más icónicos de La Habana Centro.

Si puedes darte un lujo, el Gran Hotel Manzana Kempinski en La Habana superará todas tus expectativas. No le falta detalle a sus amplias y modernas habitaciones, de la cual además teníamos unas vistas privilegiadas. Desde nuestro balcón veíamos a un lado el Gran Teatro de La Habana, y al otro lado El Floridita. El trato además es de 10, y su amable personal siempre está dispuesto a ayudar en lo que necesites.

La guinda del pastel la pone su espectacular azotea con piscina infinita y las mejores vistas de la ciudad. Tendrás a tus pies el flamante Capitolio, el Gran Teatro, el Parque Central y vistas a todos los edificios históricos que rodean el hotel. Bañarse en la piscina o tomar el delicioso desayuno disfrutando de esa panorámica no tiene precio. La terraza es de libre acceso, y aunque no seas huésped, te invito al menos a subir para tomarte un cóctel y así disfrutar de esas maravillosas vistas de la ciudad.

Imprescindibles que ver en La Habana Centro

Es la parte más auténtica de La Habana, y donde podrás ver con tus propios ojos cómo viven realmente en la ciudad. No te asustes cuando veas edificios prácticamente en ruinas, sin puertas ni ventanas y con ropa tendida, señal de que ahí vive una familia. La pobreza es bastante extrema. Puedes ir por allí como turista, no es peligroso, pero evita llevar cosas de valor a la vista. Nos recomendaron en varias ocasiones llevar la mochila delante.

Capitolio, el emblema de La Habana

Recién restaurado y redecorado con pan de oro en su cúpula, el Capitolio es el edificio que identifica el skyline de La Habana. Si te suena de haber visto este edificio en otro lugar, estás en lo cierto. Es una réplica del Capitolio que hay en Washington (EE.UU.).

Capitolio de La Habana

Gran Teatro de La Habana

Uno de los edificios más bonitos de La Habana, ya sea de día o de noche iluminado, el Gran Teatro Alicia Alonso es una joya arquitectónica. Fíjate que tiene 3 torres cuando deberían de ser 4 (una en cada esquina). Se quedaron sin fondos y no pudieron acabar la cuarta. Este teatro está en activo, así que podéis ver una de sus obras. Eso si, reservad con antelación, está bastante demandado.

Parque Central

Lugar de encuentro de los locales y sitio ideal para sentarse en un banco a la sombra y descansar un rato. Hay una estatua de José Martí, héroe nacional de Cuba.

Edificio Bacardí

Este edifico de estilo art-decó eran las oficinas de la Empresa productora de ron Bacardí. Lo mandaron construir en 1939, pero cuando tras la Revolución, el estado impuso la ley de la nacionalización, muchas empresas extranjeras se marcharon de Cuba. Actualmente alberga oficinas del gobierno.

Se puede subir a la azotea a contemplar las vistas, aunque no fueron mis preferidas si soy sincera. El portero te pide algo de dinero por subir, normalmente 200CUP.

El Malecón

Con sus 8km de largo, el Malecón es uno de los imprescindibles que ver en La Habana. Aquí se va a relajarse, a pasear, a ver la puesta de sol, a ver romper las olas y tomarse un granizado de algún vendedor ambulante. 

Malecón

Paseo José Martí

También llamado Paseo Prado, es una de los principales bulevares de La Habana. Lugar donde se mezclan los hoteles de lujo con las casas con pintura desconchada. Aquellas que en sus buenos tiempos debían de brillar con luz propia y ser la envidia de cuantos por allí paseaban. En este pase se ubica el Hotel Sevilla, un edificio histórico de finales del siglo XIX donde ha pasado la crème de la crème del siglo XX, desde deportistas de élite, artistas o mafiosos como Al Capone, que alquiló la planta 6 para toda su comitiva.

El Barrio Chino de La Habana

Como lo lees, en la capital cubana, hay un barrio chino. En la década de los 50 hubo una gran población china en La Habana. Tan grande era que formaron el segundo barrio chino más grande (fuera de China) después del de San Francisco.

Aunque poco queda de este, sólo la puerta de entrada, un arco chino sobre la avenida que choca bastante encontrar. La Calle del Cuchillo es el pequeño callejón donde se encuentra concentrado lo poco que queda de chino en el barrio.

El Callejón de Hamel

Un pequeño callejón en una humilde área de La Habana que se ha convertido en cita obligada los domingos por la tarde gracias a su fiesta rumbera. Aunque no sea domingo, pásate a conocer este proyecto comunitario y social que creó el artista Salvador Gonzales Escalona. Obras de arte formadas con materiales reciclados decoran el callejón. El proyecto incluye talleres para los niños de las escuelas en donde expresan su arte y lo exponen en este lugar. 

Es totalmente autofinanciado, el gobierno no aporta ni un peso. Allí hay una persona que te explica el proyecto y te enseña el lugar. Es gratuito, aunque es de buen gesto colaborar con un donativo o bien tomándote un “Negrón” en el Callejón como dicen ellos. Es un coctel similar al mojito, pero con miel y albahaca en vez de azúcar y menta.

Restaurante Paladar La Guarida

Uno de los lugares más populares para cenar o tomar un coctel en su azotea es el Paladar La Guarida. Un edificio antiguo con mucha personalidad que, a pesar de notarse el paso de los años, sigue imponiendo cuando pasas delante. Su antigua escalera es uno de los lugares que inundan de fotos las redes sociales.

Imprescindibles que ver en el barrio de Vedado

El barrio de Vedado es el lado opuesto a todo lo demás por ser la parte más moderna. Aquí se encuentras los edificios más altos, la vida nocturna, la plaza más grande y todos los superlativos de la ciudad.

Plaza de la Revolución

Comenzando por el sur, está la Plaza de la Revolución, la más grande y uno de los lugares imprescindibles que ver en La Habana. Lugar donde Fidel Castro daba sus eternos mítines y discursos, ha llegado a reunir a cientos de miles de personas. 

A un lado de la Plaza se encuentra el monumento a José Martí, héroe nacional. Al otro las famosas ilustraciones del Ché Guevara y de Camilo Cienfuegos en sendos edificios.

Universidad de La Habana

El complejo universitario se encuentra aquí en Vedado y una de las cosas de las que “presume” Cuba es de ofrecer la educación universitaria gratuita. Esa es la teoría, pero en la practica, ya sabemos que nada es gratis en esta vida. Luego se compensa ese gasto en educación en los bajos salarios que tiene la mayoría de la población cubana. 

Heladeria Coppelia

¿Qué tendrán los helados de Coppelia que arman largas colas? Su reducido precio. Por unos céntimos de euro puedes disfrutar de un helado… ¿sin sabor? No llegué a probarlos, esperar 2h de fila por un helado no suele entrar en mis planes de viaje, pero así me lo describieron los propios cubanos.

Aún así pasa por allí para ver las dimensiones de esta heladería con forma de platillo volante.

Hotel Nacional

El hotel más famoso de todo Cuba es el histórico edificio de estilo neoclásico donde en tiempos de amistades peligrosas entre Cuba y EEUU, venían los grandes capos de la mafia italo-americana. Aunque para ser justos, también han venido aquí celebridades, miembros de las realezas y otras figuras públicas. Así como en los años 40 y 50 predominaba el alcohol, el juego y el desenfreno, todo cambio en la década de los 60. Tras la Revolución, los grupos de mafias fueron sustituidos por los intelectuales y amigos de la izquierda castrista. 

Dentro del hotel se puede visitar la galería con las fotos de los famosos que por aquí han pasado. El 30 de diciembre del 2021, el Hotel Nacional cumplió 90 años de historia.

¡Estos son todos los lugares imprescindibles que ver en La Habana! Espero que te sean útiles y que te de tiempo a recorrerlos todos porque merecen mucho la pena. A continuación, te dejo más artículos para que organices tu viaje a la capital cubana de La Habana.

Sígueme en Instagram como @cualquierdestino para descubrir más lugares como este.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00