Consejos para practicar un turismo responsable

Cada día comos más los viajeros que cambiamos nuestros hábitos para causar un menor impacto en aquellos lugares que visitamos. No será nuevo para ti el concepto de turismo responsable y sostenible, cada vez se difunde más en redes sociales, pero va mucho más allá de evitar el uso de plásticos. Es un tema que da para debate y escribir un libro, pero con la ayuda de otros viajeros expertos en la materia, hemos recopilado los mejores consejos que te ayudarán a viajar de forma mucho más responsable.

El primer paso es aprender de los errores

Ser un turista responsable es un trabajo de años, un aprendizaje que nunca acaba y comienza de 0. Y con esto no quiero desmoralizarte, al contrario, es una oportunidad que tenemos de mejorar cada día. Por muy poco que sea, ya estás avanzando en la buena dirección. Si antes comprabas 4 botellines de plástico al día y ahora usas una botella reutilizable, ya has dado el primer paso. Todos hemos comenzado por ahí.

No te juzgues por los errores que hayas cometido (ni los que cometerás), si eres consciente del error, ya has aprendido la lección. Aplicar nuevos hábitos no es fácil, no intentes introducirlos todos a la vez. Ves poco a poco para normalizarlo de forma natural. Aprende de otros viajeros que vayan un paso por delante, te digo por experiencia que son una fuente de información muy valiosa.

Precisamente de los grandes viajeros que hoy me acompañan, he aprendido buenas prácticas para poder viajar, siendo mucho más consciente de mis actos. Por se te animo a leer sus blogs y seguirles en sus redes sociales, te prometo que aprenderás mucho, y además alucinarás con los países que han recorrido. Te dejo todos los enlaces al pie de sus consejos.

turismo responsable

Respetar el ecosistema marino

Practicar un turismo responsable cuando entramos en contacto con el medio marino es algo esencial para mantener su ecosistema. Hay muchas cosas de las cuales posiblemente no seas consciente, ¡a nosotros mismos nos ha costado años de aprendizaje! 

¿Qué cosas no debemos hacer?

Por ejemplo, tenemos que dejar de recoger conchas de la playa, esa práctica tan común que ¡parece hasta algo normal! Las conchas son refugio de muchos animales marinos y una fuente importante de carbonato cálcico, algo esencial para nuestros océanos.

No podemos tocar ni sacar del agua ninguna especie marina, ya sea una estrella de mar o coral. Esto les puede provocar la muerte instantánea aunque solo sean unos segundos los que han estado fuera del agua. Siempre decimos lo mismo: ¿a ti te gustaría que te metieran en el agua constantemente sin poder respirar?

Cuando hacemos snorkel, no debemos pisar con nuestras aletas el coral o levantar el sedimento del fondo con ellas, como tampoco comprar souvenirs que provengan del mar. Y ni mucho menos, contratar excursiones que impliquen un daño a los animales o la modificación de su comportamiento, como por ejemplo, un tour en el que alimenten al tiburón ballena para que se acerque y lo veas. 

¿Qué cosas sí debemos hacer?

Tenemos que usar cremas solares con filtro solar físico y dejar de usar los filtros químicos que tanto dañan el ecosistema marino. Aunque mucho mejor es si, para hacer snorkel, utilizamos ropa adecuada que nos cubra el cuerpo: tú estarás mejor protegido del sol y de cualquier picadura y no será necesario que uses crema solar.

Y ya por último, es esencial dejar de consumir en la medida de lo posible plásticos. Gran parte de ellos acaban en el mar con consecuencias devastadoras! Porque nosotros no queremos un mar con más plásticos que peces, ¿y tú?

Escrito por DE MAYOR QUIERO SER MOCHILERA

turismo responsable
Residuos en las playas de Pulau Saparua (Indonesia) | Foto de @demayorquierosermochilera

Turismo responsable con los animales

Cuando hablamos de hacer un turismo responsable con los animales nos referimos a viajar de una forma que nuestros actos no afecten negativamente la vida de los animales del país al que vamos a visitar. Esto incluye tanto a la fauna salvaje como a los animales que se encuentran en cautividad. 

Evitar actividades que involucren animales en cautividad

Si tenemos en cuenta éstos últimos, comporta no apoyar ni participar en aquellas actividades o centros que mantienen animales en cautividad para el entretenimiento del turista. Esto incluye cualquier centro o actividad donde los animales son usados tanto para el lucro como para el transporte, es decir los espectáculos (circos, delfinarios…), las interacciones (tocar a los animales, alimentarlos, bañarse y hacerse fotos con ellos), la monta (monta de elefantes o e avestruces, carros de caballos…) y la participación de tradiciones en las que los animales sufren.

Se trata de actividades que son fáciles de reconocer, a diferencia de los “santuarios y centros de rescate” falsos, una de las problemáticas más grandes que hay actualmente. Nos referimos a centros que se lucran de sus animales pero que se venden como si fueran un centro de rescate.

¿Cómo distinguir un falso santuario de animales?

Para saberlos distinguir hay que tener claro que los centros reales de rescate su principal objetivo es el bienestar de los animales, y por tanto no dejan que los animales se reproduzcan (no suelen tener crías), la interacción humano-animal es mínima o nula (nada de tocar, bañarse o hacerse fotos con ellos) y les proporcionan un entorno lo más parecido a su hábitat natural. Por tanto, es vital que siempre nos informemos bien antes de contratar una actividad o visitar un centro.

Buenas prácticas para ver animales

A la hora de avistar animales en libertad de forma sostenible lo más importante es que seáis meros espectadores y no dejéis huella, es decir no modifiquéis el medio ni el comportamiento de los animales. Mantener la distancia de seguridad, no hacer ruido, no atraer a los animales de ninguna forma, no dejar residuos, no utilizar luces potentes y no realizar movimientos bruscos o repentinos, son algunos de los tips que tenéis que tener siempre en cuenta.

Escrito por TRAVELLEATING

Viajar contribuyendo a la economía local

Viajar de manera sostenible no difiere mucho de vivir de manera sostenible, sobre todo si hablamos de viajes largos, y promoviendo la economía local de un país es una de las mejores formas de hacerlo. Para nosotras el concepto de viaje sostenible es evitar, en todo lo posible, el impacto negativo tanto en el lugar que se visita como en las personas que lo habitan. 

Escoger negocios locales

La mejor manera de contribuir a la economía local durante un viaje es hacer uso de los negocios gestionados por los propios habitantes del país. Es decir, alojarse en hoteles familiares, comer en restaurantes locales y hacer las compras en el mercado o en alguna pequeña tienda. Así te aseguras de que tu dinero va realmente a manos locales y no a grandes empresas extranjeras, que lo único que buscan es su propio beneficio.

Viaja como un auténtico local

Muchas veces estos gestos obligan a dejar de lado el confort y el lujo asociados a los viajes de placer. En ocasiones, contribuir en la economía local de un país implica asumir ciertas incomodidades que evitamos a toda costa en nuestras ansiadas vacaciones. Como, por ejemplo, pasar calor en un autobús local abarrotado de gente, o comer todos los días arroz, o tener que ducharte con agua fría.

A lo mejor, el primer paso sería replantearte el concepto de “viaje” y preguntarte por qué y para qué viajas. Ten en cuenta:

“Cuando viajes, recuerda que los países extranjeros no están diseñados para que te sientas cómodo. Están diseñados para que su propia gente se sienta cómoda.”

Clifton Fadiman

Escrito por Cris y Patri de A BORDO DEL MUNDO

Cómo viajar sin causar un impacto negativo en el entorno

Como viajeros nos gustaría disfrutar de los lugares que visitamos durante mucho tiempo y que otras personas después de nosotros también puedan hacerlo. Por ello, creemos que ser conscientes del impacto que podemos causar en el entorno es clave a la hora de ir a cualquier lugar. Cuando estamos haciendo turismo muchas veces no pensamos en cómo nuestras acciones pueden afectar a todo lo que nos rodea y a su conservación. Una frase que vimos en Vietnam nos ayudó mucho a tener esto más presente: «cuando viajes no dejes atrás nada más que tus huellas». Un mantra que deberíamos repetirnos más a menudo.

Cómo la basura afecta el entorno

No alterar el ecosistema es uno de los aspectos que más deberíamos tener en cuenta. Lograr este punto se basa más en dejar de hacer que en hacer por lo que ser conscientes de estos actos nos ayudará mucho.
Te sonará trillado pero tirar basura, sea del tipo que sea, incluidos restos de alimentos, es una de las causas principales que dañan el entorno. Los animales autóctonos que la encuentren y se la coman acabarán variando su patrón de alimentación y comportamiento. De igual forma, si les damos comida directamente dejarán de cazar o recolectar para ir a las zonas con turistas a comer restos.

No alterar el entorno ni «moverlo» de sitio

Otra buena forma de no alterar el ecosistema es no llevártelo como recuerdo. Con esto queremos decir que no deberíamos arrancar flores o ramas ni recoger coral y conchas, no son souvenirs sino partes de un todo. Tampoco debemos llevarnos semillas o animales exóticos. Sacarlos de su hábitat puede causar muchos problemas no solo para el animal sino para la flora y fauna a la que es trasladado al convertirse en una especie invasora.
Sin embargo, no solo la flora y la fauna se ven afectadas por nuestros actos sino también nuestras propias creaciones. ¿Te suenan esos puentes o muros llenos de candados? El peso de miles de estos pequeños elementos extra pueden debilitar las estructuras y ponerlas en peligro.

Evita tocar las construcciones históricas

La sola presencia de cientos de miles de personas a lo largo del tiempo puede afectar a la conservación de ciertos lugares. Algunos incluso se han visto obligados a limitar el enorme flujo de visitantes como los yacimientos de Atapuerca. No te diremos que no salgas a conocer estos maravillosos lugares sino que lo hagas con consciencia. Evita siempre que puedas tocar o apoyarte en tallas, esculturas y pinturas.

Observa lo que llevas contigo y lo que dejas atrás. Que cuando te vayas parezca que nadie ha estado allí. Que cuando viajes no queden más que tus huellas.

Escrito por LOCOS X PERDERSE
Foto de portada @locosxperderse

Turismo responsable con las etnias locales

El trato humano es posiblemente uno de los grandes olvidados cuando hablamos de turismo responsable y sostenible. En este caso, aunque hay varios aspectos que se podrían tratar, nos centraremos en las experiencias con Etnias locales

Es bien sabido que una de las mejores formas de conocer un país (y posiblemente la más auténtica) sea conociendo a su gente, como viven, que hacen y cuáles son sus costumbres. 

Turismo étnico, una moda con consecuencias

En los últimos años se ha puesto muy de moda el turismo étnico, un «servicio» que se vende a turistas curiosos los cuales se introducen en la vida y en los “que haceres» de etnias locales. Algunas (de las muchas que existen) como la Tribu Karen, en el sudeste asiático, los Mursi en África o la tribu Jarawa en las islas de Adaman se han convertido en reclamos turísticos muy demandados.

¿Pero qué hay de malo en el turismo étnico? Primero de todo, (empezamos con una afirmación contundente) Estamos hablando de seres humanos. Personalmente, pensamos que “pagar por ver personas” ya es algo bastante difícil de entender. Segundo, hay que preguntarse ¿Por qué? En la gran mayoría de ocasiones los que visitan a estas tribus no se preguntan qué hay detrás de estos “negocios” ¿Por qué han llegado a este punto?  Muchas veces la respuesta es variada; explotación, privación de derechos humanos, extorsiones, conflictos armados y un largo etcétera que pone los pelos de punta. 

Nada justifica este turismo

Muchos podrían justificar con mil argumentos hacer este tipo de actividades «Si con esto pueden vivir«, «Al menos tienen algo para comer«. Pero tras haber leído mucho al respecto y reflexionar, pensamos que apoyar este tipo de “circos” no hace más que reducir las opciones que estas tribus tienen, convirtiéndolas en un producto  únicamente para el disfrute de los turistas.

Nosotros somos tajantes ¡EVITALOS! Recuerda que sin demanda no hay oferta.

Escrito por MOCHILEROS RASTREROS

Para concluir este artículo sobre turismo responsable, quiero dar las gracias a todos los compañeros que han participado, los admiro mucho y contar con ellos ha sido todo un placer. Desde el momento que les hice la propuesta accedieron entusiasmados y eso les hace todavía más especiales. Si os gusta viajar, conocer destinos increíbles y queréis aprender más sobre turismo responsable, seguidles en sus redes sociales ??

Si os ha parecido útil este artículo no dudéis en difundirlo en redes sociales, email, WhatsApp ¡como más os guste! La información es poder, y esta logrará que más viajeros practiquen un turismo responsable.

4 comentarios en «Consejos para practicar un turismo responsable»

  1. Muchas gracias Silvia por invitarnos a participar en este post colaborativo sobre un tema tan importante como es viajar de forma sostenible y responsable con el medio ambiente. Y además, tan bien acompañados por todos estos grandes viajeros y compañeros!!

    Es un tema que da para mucho, pero sin duda es fundamental ir concienciándonos todos y que cualquier acción, por pequeña que sea, suma.

    Esperamos que este post ayude a mucha gente y logremos poco a poco que todos viajemos de forma muy muy responsable y sostenible!

    Un abrazo!
    Eri & Davi – Locos x perderse

    Responder
    • ¡Millones de gracias a vosotros por participar! Estoy muy feliz con el resultado y de haberme rodeado tan bien tratando un tema tan importante. Ojalá el 2021 sea un año en el que los viajes se reemprendan de forma más responsable que nunca con el planeta.
      ¡Un abrazo muy fuerte a los dos!

      Responder
  2. Bueno! por donde empezamos!! Bien, muy bien, nooo….SUBLIME!! Primero darte las gracias por formar parte de este post y por abrirnos las puerta de cualquierdestino.com Definitivamente se necesitan mucho mas posts como estos! Mas información y concienciación!!!

    Podemos decir que todos y cado de los de los han participado en este post son grandes personas, amig@s y sobre todo grandes viajer@s. Así que creemos que tienes un post de mucho valor, con gran criterio y sobre todo escrito desde la humildad y el conocimiento.

    Un saludo Rastrero a todos! 🙂

    ELOY Y VANE

    Responder
    • Estoy súper feliz de haber compartido este espacio con todos vosotros, ¡no habría podido rodearme mejor! Ojalá como decís haya muchos más artículos así en los que podamos aprender cómo ser mejores viajeros (y aplicarlo también incluso en casa). Así cuando volvamos a viajar, podamos hacerlo mucho mejor que antes.
      ¡Me alegro un montón de que os haya gustado el post! Seguro que es el primero de más 😉

      ¡Un abrazo enorme a los dos!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00